Al Defensor del Pueblo


Nombre, DNI, domicilio, acusa recibo de su escrito dentro del expediente con la referencia arriba indicada y además tras detenida lectura del mismo, entiende que su contestación no da respuesta a la totalidad de las exposiciones contenidas en su
petición de ayuda de fecha uno de mayo de dos mil diecinueve. Y es por esto que se
permite reiterar dicha petición.

Su señoría se ha limitado a contestar acerca de nuestra afirmación de que durante
el proceso de elaboración de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, no se
ha consultado a las pedanías, siendo éste, en opinión de quien suscribe, el menor de los
defectos cometidos durante dicho proceso. Da la impresión de que su señoría no entiende que tal como se ha elaborado este documento se han vulnerado derechos fundamentales de algunos de los españoles, concretamente de los que habitamos en localidades que no son municipios y que de ser así, habría que solicitar la nulidad de dicho documento.


Si el gobierno central elabora un estudio cuya primera etapa consiste en averiguar las densidades de población para poder luego establecer qué poblaciones no tienen viabilidad por poseer densidades por debajo de cierto valor, esto deberá hacerlo para cada una de las poblaciones del país. Todos tenemos igual derecho a saber si la población que habitamos es viable o no y a saber qué medidas piensa adoptar al respecto nuestro gobierno central en el caso de que nuestra localidad esté situada bajo ese umbral. Si el gobierno hace este estudio en base a la población de los municipios está ignorando que en nuestro país existen poblaciones que no son municipio o dicho de otro modo, algunos municipios tienen dentro de su territorio más de una población y en estos casos la densidad de población del municipio es un valor medio que falsea la densidad poblacional de cada núcleo y que tal valor no puede ni debe compararse con la densidad de población de los municipios unipoblacionales.


Ocurrirá que en muchos casos, poblaciones que no tienen la condición de municipio y están muy poco pobladas no serán detectadas por este estudio.
Estas poblaciones que en algunas comunidades se llaman pedanías, resultan así,
invisibles y por ello sus habitantes no podrán acceder a los beneficios de estas
estrategias de lucha contra la despoblación que ahora sufren.
Los habitantes de localidades pequeñas que no ostentan la condición de municipios sufren por ello la vulneración de un derecho fundamental de los contenidos en el Título I de la Constitución Española, concretamente el de no discriminación
definido en el artículo 14.
Y más todavía, los gobiernos de la Comunidad Autónoma de Castilla y León en el ejercicio de sus competencias sobre ordenación del territorio, demostrando un profundo desconocimiento de lo que este concepto significa y con el propósito, según ellos, de salvaguardar derechos históricos de pequeñas poblaciones que antes de 1.978 no eran municipios, han regulado la figura de las pedanías, ignorando completamente que la organización del territorio del estado español está recogida en el Título VIII de la Constitución Española, cuyo artículo 137 señala que el Estado se organiza territorialmente en municipios, provincias y comunidades autónomas.

Si pensamos que desde el punto de vista de la organización territorial de la biosfera que habitamos, el territorio se organiza en hábitats de las distintas especies de seres vivos y que es la localidad el hábitat del hombre, habremos de concluir que el territorio español está organizado en localidades, que llamamos ciudades cada una de las cuales administra una porción de espacio natural que la rodea y si aplicamos a esta definición los artículos 14 y 137 de la Constitución, habremos de concluir que todas las ciudades españolas
sean del tamaño que sean deben tener la condición de municipios. Los gobiernos de Castilla y León han creado los denominados entes locales de ámbito inferior al municipio poniendo a dichos entes bajo el gobierno del municipiounipoblacional más próximo y pone por ello a sus habitantes en situación de discriminación por razón del lugar de su residencia.


Es por esto, por entender que existe una vulneración de este derecho fundamental derivada de la existencia de poblaciones que no son municipio, por lo que acudimos a solicitar que acceda a defendernos.


Y una reflexión y ruego finales. Se equivocará su señoría si piensa que por residir en una población que apenas alcanza los cincuenta habitantes, se halla ante gentes rústicas más próximas al arado que a las ventanillas de las administraciones públicas. Mas bien estamos ya algo cansados de tanta ventanilla donde poco o nada resolvemos. Somos una porción, minúscula eso si, del pueblo español, en busca de un defensor con la sensibilidad suficiente para hacer suyo nuestro problema y que al parecer se ha encontrado con un funcionario mas que piensa que la cosa no va con él y que amablemente nos señala otra ventanilla. Don Francisco, defiéndanos, por favor.


Le saluda muy atentamente en / a cuatro de junio de dos mil diecinueve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: